Como armar tu CV ideal

Antes de comenzar esta nota debes recordar que el principal objetivo para preparar tu Curriculum Vitae es obtener un entrevista. La diferencia entre una buena presentación y una mala puede definir consigues una entrevista o no. Los profesionales dedicados a la contratación de personal verán en él una expresión clara y concisa de informaciones sobre datos personales, formación y experiencia profesional de ti y otras personas.

Este tiene 3 objetivos:

Presentarte a tu futuro empleador.

Resaltar los aspectos más importantes de tu recorrido académico y laboral; así como de tu personalidad

Después de la entrevista, recordar a tu futuro empleador los datos que mejor hablan de ti.

Existen diferentes estructuras para armar tu CV pero la opción más clásica es:

1- Tus datos personales.

2- Tu experiencia y educación.

3- Tus atributos y diferencias. Lo que te hará resaltar sobre el resto.

Aquí puedes ver un claro ejemplo de un CV ideal:

En la sección de información personal debes colocar una foto, nombre y apellido, edad y datos de contacto (teléfono, mail, redes sociales). Recuerda que tu dirección de correo y tu página web van a ser vistos por empleadores potenciales, así que asegúrate de que transmitan una imagen adecuada. En la foto es recomendable tener un formato tipo pasaporte, mostrando solo el rostro y los hombros (nada de cuerpo entero), con una buena iluminación y una apariencia formal. Recuerda que esta es la primera impresión que vas a causar. ¡Asegúrate de que sea buena!

Puedes optar o no por colocar una breve descripción de tus objetivos, quién eres y tus atributos.

En la segunda, la de experiencia y educación, se comunican los títulos académicos, cursos y talleres realizados, y conocimientos de idioma e informática. En esta sección hay que atender el aspecto del orden de la información del CV, se recomienda que sea cronológico. Colocando la información más actual primero.

Enumerar tu experiencia profesional incluyendo palabras clave de la descripción del trabajo permite que los posibles empleadores vean que conoces las funciones del puesto y si estás cualificado. Describe tu educación y formación para mostrar que estás cualificado para el puesto. (El año de graduación no es obligatorio, puedes no incluirlo si así lo prefieres).

Hablar más de un idioma es un valor añadido muy importante para las empresas.

Por último, tus atributos y diferencias. Es opcional colocar esta sección, te recomendamos que de hacerlo sea breve y destaques las cualidades. Los posibles empleadores quieren saber cuáles de tus competencias te convierten en el candidato ideal. Enumera otras habilidades que puedan ser relevantes para el trabajo que solicitas en orden de importancia para la empresa.

No olvides que el objetivo es que el CV pueda leerse con rapidez. Y que el lector obtenga la información más importante del currículum vitae de manera rápida.